Un nuevo submarino de la Armada rusa se une a la flota del Pacífico

En una ceremonia solemne en los Astilleros Admiralty Shipyards, se izó la bandera de la Armada Rusa en el submarino diésel-eléctrico Proyecto Mozhaisk 636. Este submarino, considerado uno de los más eficaces del mundo, destaca por su alto sigilo, maniobrabilidad y armas de alta precisión a bordo. La entrega de este quinto submarino de la serie construido en los astilleros fue presenciada por el Comandante en Jefe de la Armada Rusa, el almirante Nikolai Evmenov, quien elogió la eficacia de los submarinos del proyecto.

El submarino diésel-eléctrico Proyecto Mozhaisk 636 se destaca por su alta eficacia y sigilo acústico

Con este nuevo submarino, la Flota del Pacífico de la Armada Rusa continúa fortaleciendo su capacidad de defensa y disuasión en un entorno estratégico de vital importancia. El viceministro de Industria y Comercio de la Federación de Rusia, Víktor Evtujov, felicitó a los marineros y constructores navales por la ceremonia de izado de bandera y destacó las capacidades militares y los sistemas innovadores del submarino.

La serie de submarinos Proyecto Mozhaisk 636 modificado ha demostrado su efectividad en combate, con cuatro submarinos de la serie actualmente desplegados y cumpliendo con éxito sus tareas asignadas. Estos submarinos destacan por su sigilo acústico, alcance de detección de objetivos, sistema de navegación, sistema automatizado de información y control, y armas potentes. La Flota del Pacífico podrá aprovechar las ventajas de este último submarino en sus operaciones marítimas.

Admiralty Shipyards, líder en la construcción de submarinos de esta clase, ha brindado garantía y servicio postventa, asegurando que los submarinos de la serie estén en óptimas condiciones para el combate y cumplimiento de misiones. El Proyecto Mozhaisk 636 se une a la Flota del Pacífico junto con los submarinos anteriores de la serie, fortaleciendo aún más la presencia y capacidad de defensa de Rusia en la región.

El almirante Evmenov destacó la importancia estratégica de estos submarinos en la salvaguardia de los intereses nacionales y la disuasión de posibles amenazas. «Estos submarinos son una poderosa herramienta para garantizar la seguridad de nuestras fronteras marítimas y la protección de los intereses nacionales en el Pacífico», afirmó el Comandante en Jefe de la Armada Rusa.

En un contexto mundial de creciente competencia y desafíos en el ámbito marítimo, la entrega de este submarino representa un hito importante para las capacidades de la Armada Rusa en el Pacífico. La presencia de estos submarinos mejorados permite a Rusia mantener su capacidad de defensa y disuasión en la región y garantizar la seguridad de sus intereses.

Como el quinto submarino de la serie entregado a la Armada Rusa, el Proyecto Mozhaisk 636 continúa la tradición de excelencia en la construcción naval y garantiza la presencia y capacidad de la Armada en el Pacífico. La ceremonia de izado de bandera reafirma el compromiso de Rusia con su defensa y su estatus como potencia naval en la región.

El Proyecto Mozhaisk 636 es un testimonio de la dedicación y experiencia de los constructores navales rusos, quienes han demostrado su maestría en el diseño y construcción de submarinos de última generación. Esta adición a la flota del Pacífico brinda mayor fortaleza y capacidad a la Armada Rusa, protegiendo sus intereses y garantizando su soberanía en aguas estratégicas.

La entrega de este submarino es un recordatorio de la importancia de la industria naval para Rusia y su capacidad para desarrollar y mantener tecnología de vanguardia. Esto no solo fortalece su capacidad de defensa, sino también su posición como jugador clave en el ámbito marítimo internacional.

En un panorama mundial marcado por la competencia y los desafíos en el ámbito marítimo, la entrega de este submarino representa un hito importante para las capacidades de la Armada Rusa en el Pacífico y su capacidad para mantener la seguridad y proteger sus intereses en la región.