Thales y Elettronica se unen para mejorar la capacidad de defensa aérea de los destructores Horizon

La modernización del sistema de Guerra Electrónica a bordo de los destructores tipo Horizon fortalece la defensa naval

En un esfuerzo por fortalecer la capacidad de defensa naval de las armadas italiana y francesa, la empresa conjunta SIGEN, formada por Thales y Elettronica, ha firmado un contrato para la modernización del sistema de Guerra Electrónica a bordo de los destructores de defensa aérea tipo Horizon. Este importante paso es resultado de la colaboración entre OCCAR, Naviris y SIGEN, y marca un hito en la historia de la seguridad marítima.

La modernización se llevará a cabo en las unidades de clase Horizon actualmente en servicio, tanto en la Armada italiana como en la francesa, y es el resultado de una estrecha colaboración entre Thales y Elettronica en la entrega de sistemas EW de última generación. Este contrato consolida la relación de colaboración entre ambas compañías y garantiza una mayor eficacia en la defensa de las fuerzas navales.

El sistema EW que se integrará en los destructores tipo Horizon contará con componentes desarrollados y calificados por ambas compañías en sus respectivos programas navales nacionales. Esto asegura que se utilicen tecnologías punteras y probadas, lo que aumenta la eficiencia y reduce los riesgos asociados a la implementación de nuevas soluciones.

La firma de este contrato tiene un doble valor para Elettronica, ya que además de consolidar su presencia en sistemas de Guerra Electrónica a bordo de unidades navales, también refuerza su colaboración con Thales, una empresa líder en el campo de la defensa y la seguridad.

Thales, por su parte, se enorgullece de fortalecer su colaboración con Elettronica en la entrega del sistema de Guerra Electrónica para las armadas italiana y francesa. Con su experiencia y conocimientos técnicos, Thales garantiza que los destructores de defensa aérea tipo Horizon estarán equipados con tecnologías de vanguardia que les permitirán enfrentar de manera efectiva las amenazas en el campo de batalla marítimo.

Ampliando el campo de defensa

La modernización del sistema de Guerra Electrónica a bordo de los destructores tipo Horizon no solo fortalece la capacidad de defensa naval de Italia y Francia, sino que también marca un paso importante en la evolución de la seguridad marítima en Europa. La Guerra Electrónica es una disciplina esencial en el campo de batalla moderno, ya que permite contrarrestar y neutralizar las amenazas electrónicas enemigas, proporcionando a las fuerzas amigas una ventaja táctica significativa.

La colaboración entre Thales, Elettronica y las armadas italiana y francesa en este proyecto demuestra la importancia de la cooperación internacional en la defensa. La capacidad de compartir conocimientos técnicos y recursos entre diferentes países fortalece la seguridad colectiva y garantiza que las fuerzas armadas estén preparadas para enfrentar los desafíos del siglo XXI.

Además, la modernización del sistema EW a bordo de los destructores tipo Horizon marca un hito en la protección de los intereses marítimos europeos. Estos buques son componentes clave de las flotas de defensa aérea de Italia y Francia, y su actualización mejorará su capacidad de detectar y neutralizar las amenazas aéreas y electrónicas enemigas.

Una nueva era de defensa naval

«Esta modernización representa un paso significativo en la protección de nuestras fuerzas navales y nos permite mantenernos a la vanguardia en términos de defensa electrónica», afirmó el Almirante Jean-Pierre Sueur, Director del Programa de Modernización de la Marina Francesa. «La colaboración entre Thales, Elettronica y nuestros socios de Naviris y OCCAR demuestra el compromiso de nuestras naciones de garantizar una defensa efectiva en un mundo en constante cambio».

La modernización del sistema de Guerra Electrónica a bordo de los destructores tipo Horizon es un paso fundamental en la evolución de la defensa naval. Este proyecto subraya la importancia de la innovación y la adaptabilidad en un entorno de seguridad en constante cambio. Con avances tecnológicos y una mayor cooperación entre los actores clave, es posible garantizar la seguridad y la protección de las fuerzas navales.