Noruega fortalece su capacidad de producción de municiones y misiles para apoyar a Ucrania

El gobierno noruego ha anunciado planes para fortalecer su capacidad de producción de municiones y misiles con el objetivo de apoyar a Ucrania. Se destinarán 95 millones de dólares al programa ASAP, que tiene como fin reponer las reservas de municiones en Ucrania y fortalecer la propia defensa noruega. Esta iniciativa es parte de un esfuerzo más amplio de la industria de defensa occidental para ayudar a Ucrania, cuya capacidad de producción de municiones no es suficiente para satisfacer sus necesidades. A través del programa ASAP, Noruega busca contribuir a la coordinación internacional y ampliar las capacidades de producción de municiones a nivel global.

El gobierno noruego invertirá 95 millones de dólares en el programa ASAP para apoyar a la industria de defensa y reabastecer las reservas de Ucrania.

El ministro de Defensa, Bjørn Arild Gram, ha expresado su confianza en que el apoyo a la industria noruega a través del programa ASAP no solo fortalezca su propia defensa, sino también brinde apoyo a Ucrania en este momento crítico. Gram afirma que la industria de defensa occidental tiene una capacidad de producción limitada, lo que dificulta satisfacer las necesidades sustanciales de Ucrania y reponer sus reservas. Por lo tanto, es crucial para Noruega y otros países contribuir con sus recursos y capacidades para apoyar a Ucrania en su lucha por la seguridad y la soberanía.

El programa ASAP, también conocido como «Ley de Apoyo a la Producción de Municiones», fue desarrollado por la Unión Europea con el objetivo de fortalecer las capacidades de producción de municiones y misiles que se donarán a Ucrania y reponer sus almacenes. Se estima que este programa tendrá un costo total de 500 millones de euros. El apoyo financiero noruego se llevará a cabo a través del programa Nansen, que ha respaldado previamente a la industria noruega con 500 millones de coronas noruegas. Con la nueva inversión, el apoyo financiero aumentará a 950 millones de coronas noruegas.

Además de la inversión económica, Noruega también está comprometida con el programa ASAP al destinar 190 millones de coronas noruegas en concepto de derechos de admisión. Este enfoque integral tiene como objetivo no solo aumentar la capacidad de producción de Noruega, sino también garantizar una mejor coordinación entre las naciones donantes para ampliar aún más las capacidades de producción en general.

Bjørn Arild Gram, ministro de Defensa de Noruega: «Apoyar a la industria noruega a través del programa ASAP no solo fortalecerá nuestra propia defensa, sino también brindará apoyo vital a Ucrania en este momento crítico».

Las principales empresas de la industria de defensa noruega, como Nammo Raufoss, Kongsberg Defence & Aerospace (KA), y Chemring Nobel, han recibido apoyo financiero del gobierno noruego. Se espera que las decisiones sobre qué empresas recibirán apoyo adicional del programa ASAP se tomen en febrero. Con estas inversiones y el apoyo estatal, se prevé que la capacidad de producción de la industria de defensa noruega se amplíe en varios miles de millones de coronas noruegas.

En un esfuerzo por proporcionar contexto histórico y político, es importante destacar que la crisis en Ucrania ha generado una creciente preocupación a nivel internacional. La invasión rusa en Crimea y el conflicto en el este de Ucrania han llevado a un aumento de las tensiones en la región y a una necesidad urgente de reforzar las defensas de Ucrania. Noruega, como miembro de la OTAN y defensora de los valores democráticos, ha decidido desempeñar un papel activo en el apoyo a Ucrania y fortalecer su propia capacidad de producción de municiones y misiles para enfrentar los desafíos de seguridad en la región.

Esta inversión noruega es un claro ejemplo del compromiso de la comunidad internacional para ayudar a Ucrania en su lucha por la seguridad y la soberanía. A través del programa ASAP, Noruega no solo está fortaleciendo su propia defensa, sino también brindando un apoyo vital a Ucrania en su momento de necesidad. La coordinación y colaboración entre las naciones donantes son cruciales para garantizar que Ucrania reciba el apoyo necesario para mantener su seguridad y proteger la paz en la región.