Las nuevas estrategias en la guerra moderna «Información»

El Ejército de Estados Unidos ha dado un paso importante en su forma de enfrentar los conflictos armados al publicar un manual de doctrina titulado «Información». Este manual busca reconciliar lo antiguo y lo nuevo en un marco coherente para soldados y comandantes de combate.

El ejército ha reconocido que la información es fundamental en la guerra moderna y se ha vuelto más esencial que nunca. Estudios de casos como la toma de Crimea por parte de Rusia en 2014 y las tácticas de presión de China en el Pacífico han dejado en evidencia cómo la información puede ser utilizada como un arma poderosa.

El teniente general Milford Beagle, comandante del Centro de Armas Combinadas, destaca en el prólogo del manual que la información es crucial para todas las operaciones militares. Enfatiza además que ya no es exclusivamente competencia de los especialistas técnicos, sino que debe ser entendida y utilizada por todos los miembros de las fuerzas armadas.

El manual hace hincapié en que todas las capacidades militares pueden utilizarse para obtener ventajas informativas y que crear y explotar la información es un aspecto clave de las operaciones multidominio. Aquí es donde tanto estrategias tecnológicas como tácticas tradicionales entran en juego como forma de utilizar la información como arma en el combate.

El manual también advierte sobre los peligros que supone la observación tanto de amigos como de enemigos ante las acciones militares. Es fundamental aprovechar la información verdadera y evitar revelar información sensible que pueda comprometer las operaciones.

Además, el manual resalta la importancia de comprender no solo a los enemigos, sino también a los públicos objetivo entre las poblaciones neutrales, aliadas y nacionales de Estados Unidos. Esto implica entender las motivaciones, los deseos y las inquietudes de estas poblaciones para poder utilizar la información de manera efectiva.

La importancia de la información en la era digital

En la era digital, cada interacción puede dejar una «estela digital» de información sobre las fuerzas militares estadounidenses, como se menciona en el manual. Esto implica que se debe tener cuidado en cada paso que se da y entender que la información es poder y puede ser utilizada en contra de los propios intereses.

Dentro de las recomendaciones prácticas que se incluyen en el manual se encuentran acciones como quemar o triturar documentos en papel y ubicar antenas lejos de los puestos de mando. Estas medidas buscan evitar que la información caiga en manos equivocadas.Pero el manual no solo se limita a temas tecnológicos, sino que también aborda otros aspectos de la información como la guerra cibernética/electrónica, relaciones públicas y planificación del personal. Esto demuestra la importancia que tiene la información en todos los ámbitos de las operaciones militares.

El Ejército de Estados Unidos ha dado un importante paso al publicar su primera doctrina de «información». Este manual busca reconciliar lo antiguo y lo nuevo en un marco coherente para soldados y comandantes de combate. Destaca la importancia de la información como arma en la guerra moderna y enfatiza que debe ser entendida y utilizada por todos los miembros de las fuerzas armadas. Las recomendaciones prácticas y los casos de estudio mencionados en el manual muestran la relevancia cada vez mayor de la información en los conflictos actuales.