Fuerzas Navales Estadounidenses y Británicas Derriban 15 Drones en el Mar Rojo

HMSDiamond1

Un incendio en medio del Mar Rojo, el estruendo de misiles y nuevos ataques amenazan el flujo comercial en el estrecho de Bab el-Mandeb, una vía crucial para el comercio global.

Los armadores de los gigantes navieros Maersk y Hapag-Lloyd tomaron la decisión conjunta de suspender la navegación de sus barcos en el estrecho de Bab el-Mandeb debido a la creciente preocupación por la seguridad. La escalada de ataques por parte de los rebeldes hutíes de Yemen, respaldados por Irán, ha exacerbado las tensiones y pone en peligro el comercio marítimo en la región del Mar Rojo.

La lucha por la seguridad marítima en el estrecho de Bab el-Mandeb se intensifica

El pasado lunes, el buque portacontenedores Maersk Gibraltar sufrió un impacto directo de un misil lanzado desde una zona controlada por los hutíes. Por su parte, el carguero Al Jasrah también resultó alcanzado por un misil o un drone, ocasionando un incendio a bordo mientras cruzaba el estrecho de Bab el-Mandeb. Estos ataques no solo ponen en peligro la vida de los tripulantes, sino que también amenazan con interrumpir el suministro global de bienes y materias primas.

Los hutíes continúan amenazando a cualquier embarcación con conexiones a intereses israelíes o que viajen hacia Israel, lo que ha generado inquietud en la comunidad internacional. Sin embargo, tanto la Marina de Estados Unidos como la Armada francesa han estado luchando enérgicamente para frustrar los ataques y los intentos de abordaje de los hutíes, demostrando su compromiso con la seguridad y el libre flujo del comercio mundial.

En un reciente acontecimiento, el «destructor» británico HMS Diamond logró derribar un «presunto dron de ataque» gracias a su sistema tierra-aire Sea Viper. Este episodio destaca la importancia de contar con acciones precisas y efectivas para hacer frente a las amenazas a la seguridad marítima. El HMS Diamond ha sido desplegado en el Mar Rojo para fortalecer las operaciones de seguridad y proteger el comercio marítimo.

Por otro lado, el USS Carney de la Marina de Estados Unidos ha llevado a cabo una tarea vital al interceptar y destruir 14 drones kamikazes lanzados desde áreas controladas por los hutíes. La acción decidida y valiente de la Marina estadounidense ha evitado graves consecuencias y ha demostrado su compromiso con la estabilidad regional y la protección de la vida humana en alta mar.

No obstante, dado el creciente alcance y sofisticación de los ataques, Estados Unidos está trabajando activamente para formar una coalición naval para garantizar la seguridad marítima en el Mar Rojo, y Alemania podría sumarse a esta iniciativa. La protección del comercio global y la salvaguardia de la navegación en aguas internacionales son prioridades clave para estas naciones comprometidas con la estabilidad y la paz.

La situación en el Mar Rojo y el estrecho de Bab el-Mandeb se ha vuelto cada vez más tensa y peligrosa, debido a los ataques de los hutíes respaldados por Irán contra el tráfico marítimo comercial. Las fuerzas navales estadounidenses y británicas han demostrado su valía al derribar 15 drones sospechosos de ser hostiles, y su compromiso con la protección del comercio y la seguridad en la región. Sin embargo, se requiere una acción colectiva y una colaboración internacional para garantizar la seguridad marítima a largo plazo en este estratégico punto de navegación.