El poder destructivo del AS9 Huntsman se pone a prueba en una demostración en el Port Wakefield

El AS9 Huntsman, un obús autopropulsado que redefine la capacidad de fuego del ejército australiano

En una impactante demostración de poderío militar, el ejército australiano realizó una prueba de disparo del obús autopropulsado AS9 Huntsman el 21 de noviembre de 2023 en el Proof & Experimental Establishment de Port Wakefield. Este vehículo, que se basa en la versión australiana del K9 de Corea del Sur, ha despertado el interés de las partes involucradas en el proyecto LAND 8116. Conozcamos más detalles sobre esta poderosa máquina de guerra mientras nos adentramos en el descubrimiento de su capacidad y las implicaciones que esto podría tener en el contexto político y militar de Australia.

Revolucionando el campo de batalla con el AS9 Huntsman

El AS9 Huntsman es la versión australiana del venerado obús autopropulsado K9 de Corea del Sur. Desarrollado por la Agencia para el Desarrollo de Defensa y contratistas civiles, este vehículo blindado de combate ha demostrado ser una pieza clave para el ejército australiano. En las pruebas realizadas el 21 de noviembre, la Unidad Experimental y de Prueba Conjunta fue testigo de la devastadora capacidad de fuego del Huntsman, que dejó en claro que se encuentra a la vanguardia de la tecnología y el poder destructivo.

El objetivo de esta demostración era mostrar a las partes interesadas del proyecto LAND 8116 las capacidades excepcionales del AS9 Huntsman. Y gracias a sus modificaciones adaptadas a los requisitos australianos, este vehículo sobresale en el campo de batalla.

Las pruebas como parte del programa LAND 8116

La prueba del AS9 Huntsman es parte del proyecto LAND 8116, que tiene como objetivo modernizar las capacidades de fuego del ejército australiano. En este proyecto, el AS10, un vehículo blindado de reabastecimiento de municiones (AARV), también juega un papel crucial.

Para asegurar el éxito de estas pruebas, se contó con el apoyo de Hanwha Defence Australia y Hanwha Aerospace de la República de Corea. Además, la empresa israelí de blindaje de vehículos de defensa, Plasan, ha completado exitosamente las pruebas de explosión en el AS10, que será adquirido por el ejército australiano en la Fase 1 del programa LAND 8116.

El AS9 Huntsman se basa en las variantes K9 VIDAR desarrolladas para Noruega. Sin embargo, se han realizado modificaciones para adaptarse a los requisitos australianos. Este obús autopropulsado es la última incorporación al arsenal del ejército australiano, lo que refuerza su posición como una fuerza militar de vanguardia en la región.

Además, es importante destacar que el K9 Thunder, en el que se basa el AS9 Huntsman, es un obús autopropulsado de 155 mm diseñado y desarrollado por la Agencia para el Desarrollo de Defensa de Corea del Sur. Actualmente, este vehículo es fabricado por Hanwha Defense, una empresa líder en el sector de defensa.Conclusión

La prueba del obús autopropulsado AS9 Huntsman por parte del ejército australiano ha dejado en claro que este vehículo es una auténtica fuerza a tener en cuenta en el campo de batalla. El poder destructivo y la capacidad de fuego del Huntsman prometen cambiar el equilibrio de poder en la región. Con el apoyo de empresas internacionales como Plasan, Hanwha Defence Australia y Hanwha Aerospace, Australia está dando pasos firmes hacia la modernización de su ejército y su capacidad defensiva.